Seguidores

Recent Visitors

BANDERAS

free counters

MAMANDO EL RABO

jueves, 22 de abril de 2010

EL INFORMÁTICO DE LA EMPRESA

Tuve un problema con el ordenador de la oficina y hubo de venir el informático de la empresa a echarle un vistazo. Hacía meses que me había fijado en él, pues me pareció un tío guapo.

Realmente me parecía un tipo de los más apetitoso y enseguida empezó a rondarme por la cabeza el tirármelo a toda costa. 

Una vez solucionó el problema con el ordenador, empecé a bromear con él. No pareció molestarle mucho el que le pusiera la mano en la cintura.

Entonces me decidí a palparle directamente el paquete a través de la bragueta del pantalón de su traje, consiguiendo que se mostrara aún más abierto a mis tocamientos. Enseguida noté que su polla se estaba poniendo morcillona, lo mismo que la mía.

Me calenté de tal manera que no pude resistirme a liberar de la clausura del pantalón su polla y empezar a saborearla introduciéndomela lentamente dentro de la boca.

El informático no perdía detalle del trabajo que le estaba realizando, animándome a que continuara chupando el hermoso badajo que colgaba entre sus piernas.

 Era tal la calentura que empezaba a reinar en el ambiente que no pude evitar ponerme de pie e introducir mi lengua dentro de la jugosa boca del técnico fundiéndonos en un apasionado beso que elevó la temperatura al límite.

Me encontraba tan sumamente excitado que no quise perder ni un momento para dejar caer mis pantalones sobre los tobillos y, a continuación, ofrecerle el culo y pedirle que apagara mi fuego interno con la manguera de su rabo.

Aproximándose hacia mi, no sin cierta parsimonia, comenzó a bombear a través de mi ojete haciéndome notar toda su virilidad dentro de mí.

La clavada que me estaba pegando me hizo vibrar de tal manera que el placer que me estaba proporcionando es imposible de describir.

A la vez que se me iba follando, giré mi cabeza para volver a ofrecerle la lengua y así juntar de nuevo el dulce néctar de los jugos de nuestras bocas.

Recostando mi espalda en la mesa del escritorio, volví a ofrecerle mi culo para que continuara follándoselo, suplicándole que me metiera la polla hasta el fondo.

Haciendo una pausa en la follada, acercó una silla en la que se sentó para, cómodamente, dedicarle una soberbia mamada a mi polla. Por un momento creí que me iba a matar de gusto.

Si dándome por el culo me demostró que era el maestro, comiéndome la pija era el decano de los chupapollas.

Arrodillado en la mesa del ordenador, volví a mostrarle mi culo para que siguiera sodomizándome como sólo un hombre es capaz de hacerlo con otro hombre.

Cogiéndome por las caderas empujaba frenéticamente su pubis contra mí consiguiendo el perfecto acoplamiento de las pelotas y el rabo entre la raja de mi culo.

Consiguiendo derramar la viscosa calidez de la esencia de sus huevos contra mis nalgas.

Prometiéndonos ambos que esta situación habría de volverse a repetir, volvimos a unir las lenguas dentro nuestras bocas en un beso como pretendiendo que ese momento no se acabara nunca.

 A pesar de que los dos somos hombres felizmente casados, no viene mal de vez en cuando cabalgar juntos de otra manera.

BMB

vote for gay blogs at Best Male Blogs!

f

myspace backgrounds
Myspace Backgrounds